Por Roberto Verzola

La elección del 2 de Diciembre de 2008 del Partido del Trabajo Israelí fue pensada para involucrar a 60,000 miembros del partido en una votación interna para seleccionar candidatos. Se instalaron 275 mesas de voto a lo largo de Israel.

Sin embargo, en un embarazoso fiasco que probablemente impacte las posibilidades de este partido en las siguientes elecciones, tuvieron que posponer su primaria ya que la pantalla táctil de las urnas (EVM) falló miserablemente.

Un líder del Partido ya sabía lo que la sociedad diría al respecto: «Si el Partido no sabe como realizar su propia elección, ¿Cómo podrá manejar al país? »

Dado el fracaso total del sistema automatizado de elección, el partido pospuso sus elecciones y regresará al antiguo pero fiable sistema de «poner papeles dentro de un sobre y dejarlos en una urna de cartón para ser contados a mano».

Read the rest of this entry »