Dado su elevado coste, calculado en $20 millones1 y limitaciones presupuestares, el Tribunal Supremo de Elecciones decidió no hacer uso de urnas electrónicas las próximas votaciones presidenciales en Costa Rica.

Estudios coordinados por el mismo organismo coinciden que el costo elevado, aunado a la crisis económica ha postergado el proyecto de urna electrónica, el cual existe desde 1996 siendo en el año 2002 cuando fue implementado parcialmente en comicios municipales, participando apenas el 2% del padrón electoral.

En la agenda del organismo permanece el tema y la posibilidad de implementación para los próximos comicios municipales, sin embargo, en esta agenda tiene mayor prioridad el proyecto de modernización de la cédula de identidad.

Fuente: Diario Extra de Costa Rica

  1. Desconozco si esta cifra está dada en CRC o en USD []